Ciudad de México, a 5 de febrero de 2017

·         Más que un símbolo histórico, la Constitución debe ser un auténtico proyecto de futuro para todos los mexicanos.

 

El Presidente Nacional del PAN, Ricardo Anaya Cortés, hizo un llamado a defender la Constitución “como un punto de encuentro y un proyecto de futuro que garantice la convivencia plural, más que un mero símbolo histórico que no le diga nada a los ciudadanos”.

En el marco del centenario de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Anaya Cortés recordó que la ley fundamental es el pacto social con el que todos los mexicanos, más allá de sus diferencias, deben sentirse identificados.

“La Constitución debe estar al servicio de los ciudadanos y establecer el marco indispensable que marque la ruta hacia el desarrollo”, destacó.

Asimismo, refirió que la aportación de Acción Nacional al constitucionalismo mexicano es innegable, pues tanto desde la oposición como desde el gobierno ha luchado por adecuar la Constitución para que pueda cumplir con su espíritu original, así como convertirse en un texto útil para la construcción del bien común.

“Aquellos anhelos primigenios de sufragio libre, separación de poderes, y justicia social, consagrados en la ley fundamental del Estado mexicano hace ahora cien años, no siempre encontraron una correspondencia con la realidad política de nuestro país”, explicó al recordar que, pese a llamarse “revolucionarios”, los del partido oficial mantenían como letra muerta los ideales democratizadores consagrados en sus páginas.

 

Finalmente, el líder panista aseguró que el desarrollo de un país depende en gran medida de su diseño institucional, de ahí la necesidad de que la Constitución establezca los lineamientos básicos que, por un lado, garanticen de forma efectiva los derechos humanos y, por el otro, confeccionen un ordenamiento jurídico y político que promueva la democracia, el desarrollo social, la rendición de cuentas y la participación ciudadana.