Ciudad de México, a 25 de septiembre de 2017.

·         Celebramos que el PRI se sume a nuestra propuesta de eliminar el financiamiento público a los partidos, aunque lo hagan por los motivos equivocados.

 

·         Ante la emergencia, es indispensable que de manera adicional se implemente de manera urgente un plan de austeridad y transparencia del Gobierno Federal.

 

 

Ante la situación de emergencia que está viviendo el país, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN reitera lo siguiente:

 

La propuesta del Frente Ciudadano por México, del cual forma parte el Partido Acción Nacional, desde el pasado viernes es eliminar al 100% el financiamiento público a los partidos políticos para destinarlo a los damnificados de los recientes sismos. Al tratarse de una reforma constitucional, esta reforma entraría en vigor desde este proceso electoral y no hasta 2021, como afirma el PRI. Por lo tanto, una vez más el PRI miente y busca aprovecharse políticamente de la tragedia, lo cual es absolutamente deplorable. Condenamos la desinformación que el PRI promueve entre la ciudadanía, lastimada por los recientes sismos.

 

Esta reforma es necesaria, pero absolutamente insuficiente. Todo el dinero que reciben los partidos políticos y la autoridad electoral representa mucho menos del 1% del Presupuesto federal. Por lo tanto, la propuesta de reforma constitucional que presentará el PAN será integral e incluirá un verdadero plan de austeridad para el Estado mexicano, a fin de poder canalizar la mayor cantidad de recursos a la reconstrucción de las entidades afectadas por los sismos de este mes.

 

Entre otras, proponemos las siguientes medidas: eliminar todos los seguros de gastos médicos de los altos funcionarios y que todos los servidores públicos se atiendan en el IMSS o en el ISSSTE o y si quieren tratarse en hospitales privados, deberán pagarlo con su propio dinero; acabar con el derroche de recursos eliminando los viáticos, celulares y gasolina de todos los altos funcionarios; eliminar todos los gastos de publicidad gubernamental, salvo los relacionados con salud, turismo y protección civil; prohibir la utilización de aviones privados por parte de los altos funcionarios del gobierno federal, entre otras.

 

Reiteramos nuestra solidaridad con todas las personas que han sido afectadas por los sismos de los últimos días.