COMUNICADO 358/2017

Ciudad de México, a 22 de diciembre de 2017

 

  • Pretenden tapar sus escándalos emprendiendo una campaña de ataque y desprestigio contra Damián Zepeda.
  • Los priistas siguen sin aclarar los desvíos de más de 250 millones de pesos del gobierno federal para las campañas del PRI.

En su desesperación por tapar el escándalo de desvío de recursos del gobierno federal a las campañas del PRI, los priistas iniciaron una campaña de ataque y desprestigio, sin ningún fundamento, contra el Presidente Nacional del PAN, Damián Zepeda Vidales.

 

En política no hay casualidades. El PRI ataca a Damián Zepeda un día después de que éste presentara una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales por los desvíos de más de 250 millones de pesos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para las campañas del PRI, hecho documentado por medios nacionales e internacionales, en lo que constituye un nuevo escándalo de corrupción del actual gobierno federal.

 

Hay que recordar que por este hecho fue detenido el pasado miércoles, nada más y nada menos, que el ex secretario general adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez.

La información que los priistas han intentado posicionar en distintos medios de comunicación nacionales y a través de sus redes sociales personales contra el dirigente nacional del PAN es absolutamente falsa.

El Presidente Nacional del PAN nunca ha trabajado en el Gobierno de Sonora ni ha desempeñado ninguna función que le permita tener facultades como las que han “filtrado” los priistas. Tampoco ha tomado decisiones, asumido responsabilidades o tenido injerencia en torno a la adjudicación de obras.

Como Diputado Federal en la LXII Legislatura, en su calidad de Presidente de la Comisión de Hacienda y como Secretario de la Comisión de Presupuesto, luchó siempre por la aprobación de un Presupuesto transparente que impulsara el desarrollo México y de su estado natal, siempre en el marco de la ley y de su responsabilidad, tal y como en su momento lo reconocieron los propios diputados priistas.

Una vez más, el PRI exhibe su desesperación ante el rechazo de la ciudadanía, la fuerza de la coalición en la que participa el PAN y el destape de la corrupción de la que son autores.

 

Estas mentiras, de ninguna manera nos van a detener en nuestro afán de buscar que se haga justicia y que los corruptos paguen por sus delitos. Acción Nacional seguirá combatiendo la impunidad y señalando todas las corruptelas del PRI ante las instancias correspondientes.

Mientras el PAN confirma su vocación democrática y utiliza los cauces institucionales para coadyuvar a que se esclarezca este caso de desvío de recursos públicos para las campañas del PRI en 2016, el PRI recurre a las mismas estrategias de ataque burdo contra quien señala su corrupción. Al final, como en otras ocasiones, la verdad prevalecerá.

****