Ciudad de México, a 3 de septiembre de 2017

Con relación a diversas inexactitudes que se han difundido en los últimos días con relación a la votación de la reforma política-electoral de 2013, es conveniente hacer las siguientes aclaraciones:

 

1. Dicha reforma fue votada favorablemente por la TOTALIDAD de los senadores del PAN y por 110 de los entonces 114 diputados.

 

2. En aquel momento, se consideró un enorme avance dotar de autonomía constitucional a la Procuraduría General de la República y transformarla en una Fiscalía General. Lamentablemente no fue materia del debate el tema del llamado “pase automático”.

 

3. El dictamen de la ley orgánica de la Fiscalía General, aprobado en la Cámara de Diputados en diciembre de 2014, NO contó con el voto favorable de Ricardo Anaya Cortés, quien entonces había pedido licencia a su cargo de diputado.

 

4. El proceso legislativo permite rectificar. Por eso hacemos un llamado a todos los grupos parlamentarios, y muy especialmente a los del PAN, para que se elimine el “pase automático” de actual Procurador a Fiscal General, y se garantice una Fiscalía apartidista e independiente.