Ciudad de México, a 19 de junio de 2018

El Presidente Nacional del PAN, Damián Zepeda Vidales, exigió al gobierno mexicano asumir una política activa en los foros internacionales para defender los derechos humanos de los niños migrantes que, por un decreto presidencial de Donald Trump, han sido separados de sus padres y, además, enjaulados.

El gobierno mexicano, agregó, debe desplegar esfuerzos diplomáticos en las instancias internacionales para defender los derechos humanos de los niños migrantes separados de sus familias pues, dijo, "no hacerlo es volverse cómplice de una violación flagrante en esa materia".

Advirtió que debe aumentarse de manera considerable el presupuesto de la red de protección consular de México en Estados, donde radican 37 millones de personas de origen mexicano, muchos de ellos indocumentados y con familias en riesgo de ser separadas.

Zepeda Vidales aseveró que "bajo ningún motivo podemos, como país, quedarnos sin actuar de manera contundente ante una acción intolerable, inhumana", realizada por instrucción de un Presidente con claros tintes fascistas.

El dirigente nacional panista recordó que existe una deuda histórica con nuestros paisanos en Estados Unidos y que es necesario impulsar una reforma para promover la representación de los migrantes en el Poder Legislativo.

"Aunque hoy son más los mexicanos que están regresando que los que están emigrando debemos fortalecer nuestros consulados, pues Trump está deportando gente con 20, 30 o 40 años de residencia en Estados Unidos, en la mayoría de los casos sin respetar el más mínimo protocolo, sin recurrir al consulado y dividiendo a las familias", concluyó.