ricardoanayaprensaMéxico, D.F., a 4 de octubre de 2015 

• Exige al Congreso de la Unión acelerar la discusión y aprobación de las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción.

• Empezar por casa nos da autoridad moral para denunciar la corrupción rampante en el Gobierno Federal.

Como parte de los compromisos establecidos para los primeros 100 días de la nueva dirigencia del PAN, y en el marco de la Semana Nacional de la Transparencia del INAI, Ricardo Anaya Cortés nombró a Luis Felipe Bravo Mena como titular de la Comisión Especial Anticorrupción.

El Presidente Nacional del PAN explicó que la creación de la Comisión y el nombramiento de su titular, ratifican el compromiso de Acción Nacional para combatir la corrupción en México, “empezando por casa”.

“Empezar por casa nos da autoridad moral para denunciar la corrupción rampante en el Gobierno Federal. Recordemos que la corrupción le cuesta a México 1.5 billones de pesos, es decir, 9% del PIB cada año. Las familias mexicanas gastan alrededor de 32 mil millones de pesos en sobornos para tener acceso a trámites y servicios, y en el Índice de Percepción de la Corrupción que da a conocer Transparencia Internacional, México ocupa el lugar 103 de 177 países: uno de los más corruptos del mundo. Basta ya de que la regla general en México sea que los corruptos se salen con la suya”, detalló.

Por ello, Ricardo Anaya urgió al Congreso a aprobar las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción, y recalcó que Acción Nacional hará su parte.

Dijo que la Comisión Especial Anticorrupción deberá trabajar para que los militantes y servidores públicos emanados del PAN, cumplan la obligación de actuar dentro de un marco de valores éticos, y vigilará que en el ejercicio de sus funciones, se hagan responsables de sus actos.

En cuanto al titular de la Comisión, Ricardo Anaya afirmó que Luis Felipe Bravo Mena posee el prestigio y la autoridad moral para encabezar este esfuerzo de Acción Nacional, pues su trayectoria interna y externa es impecable.

Cuenta con 46 años de militancia, fue dirigente nacional durante dos periodos, coincidiendo uno de ellos con la llegada del PAN a la Presidencia de la República por primera vez; fue senador; secretario particular del expresidente Felipe Calderón; y el año pasado publicó el libro “Acción Nacional, ayer y hoy: una esencia en busca de futuro”, en el que realiza un análisis del partido en momentos cruciales de su existencia y hace propuestas concretas para fortalecer la confianza ciudadana en el mismo.

Este nombramiento deberá ser ratificado por la Comisión Permanente en su próxima sesión.

Finalmente, Anaya aseguró que como Presidente Nacional, no tolerará ningún acto de corrupción al interior del partido. “Seremos críticos permanentes de cualquier acto de corrupción interno y externo. Los mexicanos exigen y merecen total transparencia y una efectiva rendición de cuentas de todos los servidores públicos”.