Ciudad de México, a 12 de agosto de 2019.

• Pide Alan Ávila actualizar la Ley Federal de Juventud, porque es obsoleta.

• Los programas insignia para jóvenes de López Obrador no están dando resultados.

• Azota con fuerza violencia contra menores de 18 años.

Los jóvenes en México enfrentan un panorama desolador y lleno de violencia, corrupción en programas y falta de apoyos académicos, que el gobierno debe ver como prioridad en sus políticas públicas y atender con celeridad, si no quiere que se desborde en el corto plazo, aseguró el secretario nacional de Acción Juvenil, Alan Ávila Magos.

En el Día Internacional de la Juventud, el líder panista resaltó la información que hoy se da a conocer en diversos medios sobre la violencia que enfrentan, donde dos de cada 10 homicidios en México tienen que ver con un joven. “Y es que ante la falta de oportunidades, de estudio, de creación de centros culturales, los jóvenes están siendo reclutados en las filas del narcotráfico”.

Esto, expuso, se deriva de una desatención de la administración actual. “Aunque el gobierno morenista ha dicho que atacarían las causas del crimen organizado, que son la pobreza y las desigualdades, hay miles de jóvenes que siguen sumidos en la falta de bienestar y de oportunidades que resuelvan de fondo su situación”.

Por si fuera poco programas como Construyendo el Futuro, que es uno de los proyectos insignia del gobierno de Morena, están inmersos en la corrupción justamente porque su diseño no es el idóneo, y esto provoca que como lo han denunciado delegados estatales, los jóvenes paguen moches a las empresas para no asistir a las capacitaciones o que las mismas empresas retengan las tarjetas para quedarse con la beca o un porcentaje de esta.

Otra grave omisión del gobierno, señaló Alan Ávila, es la falta de recursos como en la Olimpiada Mexicana de Matemáticas, la cual denunció que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología por primera vez después de 15 años no les está brindando apoyos para las competencias de la Olimpiada Iberoamericana.

En este sentido, Alan Ávila pidió que se actualice la Ley federal de la Juventud, ya que es indispensable segmentar a este sector de la población y fortalecer la sociedad civil con más jóvenes. “A los jóvenes se les debe tomar en cuenta con espacios, pero también con presupuesto para impulsar una agenda”.

Por ejemplo, dijo, el Instituto Mexicano de la Juventud pasó de 360 a 95 millones de pesos.

Por ello, solicitó que en la Ley Federal de Juventud exista una presupuesto claro, sin titubeos, donde se le dé el seguimiento necesario para que se ejerza en ese rubro.

“Ahora los jóvenes tenemos que ser impulsores de la perspectiva de juventudes, porque existe mucha diversidad, una perspectiva de juventudes en la política y en los Congresos para tener mayor participación”, concluyó.