Ciudad de México, a 18 de julio de 2019. 

• López Obrador pone en jaque a las humanidades y ofrece inestabilidad. 

• La 4T no quiere dejar prosperar al país y frena su desarrollo de manera abrupta.  

El Partido Acción Nacional confirmó que son malos tiempos para la preservación de la cultura en México y existe un factor de recesión para la arqueología, ya que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no subsidia al sector y lo ataca con embestidas presupuestales dejándolo en estado de shock.

La presidenta del Consejo Técnico de Cultura del CEN panista, Wendy González Urrutia, habló del paquete de mil 500 nuevos despidos en el Instituto Nacional de Antropología e Historia. 

“Vamos a meter las manos por esos trabajadores que hacen de México un país potente y rico en cultura, quienes rescatan la historia y su profesión debe ser retribuida por el Gobierno, pero pareciera que esto es al revés, los acatan desmedidamente”. 

La panista agregó que la cultura no debe ser enemiga de México, sino una aliada para el avance del país.

“Le exigimos al presidente abandonar sus intentos por robar cámara con polémicas construidas y centrarse en su verdadera tarea de continuar con el avance del país y garantizar un ritmo dinámico para las humanidades”.

Señaló que este sector requiere de 350 millones de pesos para “salvar” a los arqueólogos del INAH y a su vez, a la ciencia y a la docencia para fortalecer estas habilidades. 

González Urrutia advirtió que la Cuarta Transformación ha perdido el pulso entre la austeridad y la eficiencia, por lo que en esta disyuntiva, la arqueología y la cultura ha quedado fuera de las prioridades.