Ciudad de México, a 8 de septiembre de 2019.

 

 

  • Proponemos incrementar las participaciones federales a 20% para estados y 10% para municipios.
  • Se debe destinar el 1.7% del PIB para seguridad y aumentar los recursos de los Ramos 23, 33 y del Fortaseg.
  • Proponemos, disminuir el IVA y el ISR para atraer inversiones y en consecuencia reducir el gasto clientelar.
  • Rechazamos el terrorismo fiscal y las políticas recaudatorias persecutorias.
  • El Gobierno de Morena tiene el reto de demostrar su capacidad de planeación estratégica.

 

El Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés Mendoza, afirmó que además de ser responsable, el Paquete Económico 2020 debe generar confianza al sector productivo y a la inversión, impulsar el empleo, evitar más endeudamiento, disminuir impuestos y en consecuencia el gasto corriente y los programas clientelares del gobierno, debe priorizar la seguridad, la inversión productiva y los servicios médicos, eficiente el gasto público y evitar subejercicios irresponsables que menoscaban los servicios básicos a la población.

 

Destacó que ante los nulos resultados del actual gobierno en materia económica y la incertidumbre global, el objetivo central para el próximo año deberá ser la reactivación de la economía mediante políticas y programas basados en criterios técnicos, no ideológicos, ni políticos, como ocurrió en 2019.

 

“Proponemos que se haga una reingeniería a los programas clientelares para evitar tanto despilfarro de recursos, que el dinero público se vaya a donde más se necesita, que los resultados sean verificables y cuantificables, es decir, que el gobierno tome sus decisiones con criterios técnicos, no ideológicos, ni políticos.

 

También proponemos que se aumenten las participaciones federales a 20 por ciento para los estados y a 10 por ciento a los municipios, para que los gobernadores y alcaldes puedan hacer frente a las necesidades básicas de la gente”, sostuvo.

 

Asimismo, Marko Cortés pidió que el Paquete Económico contenga reglas claras y más recursos para los Ramos 23 y 33, ya que son las partidas presupuestales enfocadas a educación, salud, infraestructura básica, seguridad pública, programas alimentarios y de asistencia social de los estados y los municipios del país, con el fin de fortalecer las capacidades de nuestros gobiernos y poder avanzar a un auténtico federalismo y municipalismo.

 

Adicionalmente, dijo, que ante la contracción económica será indispensable reducir el gasto clientelar del gobierno y analizar una reforma fiscal que disminuya el Impuesto Sobre la Renta a 25 por ciento y el IVA 10 por ciento, con el fin de atraer la inversión extranjera, impulsar la reinversión nacional, generar nuevas fuentes de trabajo, estimular el consumo y reactivar el mercado interno.

 

“En Acción Nacional proponemos ampliar la base tributaria para aumentar la recaudación, bajar las tasas de impuestos para producir más, generar más riqueza, más trabajo y de forma saludable recaudar lo indispensable; nosotros rechazamos contundentemente el terrorismo fiscal, que con el pretexto de evitar la evasión persigue a los contribuyentes. En Acción Nacional rechazamos las políticas recaudatorias persecutorias que tratan a todos los contribuyentes como evasores y delincuentes organizados”, subrayó.

 

Ante el incremento en los índices delictivos, en materia de seguridad, planteó la necesidad de incrementar el gasto del actual 0.97 al 1.7 por ciento del Producto Interno Bruto, que es el promedio que destinan en seguridad los países que integran la OCDE, como México.

 

El dirigente de Acción Nacional también demandó aumentar los recursos del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), ya que son los que utilizan los municipios para la capacitación de policías, infraestructura, mejoramiento de equipo y prevención de la delincuencia.

 

En el Paquete Económico 2020, concluyó, el gobierno de Morena tiene la gran oportunidad de demostrar su capacidad de planeación estratégica y de visión de futuro para un país, en el que después de un año de malas decisiones se agravaron los problemas económicos y sociales.