Ciudad de México, a 1 de agosto de 2019.

• Nada importante ocurre sin que lo sepa el presidente, ha dicho él mismo.

• Quieren prolongar mandato sin críticas de los medios ni movilizaciones.

Existe una acción concertada de la nueva élite del poder para utilizar los estados y los congresos con mayoría morenista como laboratorios contra las libertades más elementales, como las de manifestación y de prensa, afirmó el vocero del PAN, Fernando Herrera Ávila.

El gobierno, puntualizó, tiene prisa por definir un nuevo régimen donde un Jefe del Ejecutivo pueda extender su mandato, sin que reciba críticas de los medios de comunicación y sin que los ciudadanos puedan manifestarse en las calles en contra de una decisión así.

Explicó: está muy claro cuál es el tipo del nuevo régimen que quiere la nueva élite del poder: Baja California, Tabasco e Hidalgo son, por lo pronto, los laboratorios donde se construye el perfil de lo que quieren, sin matices.

En Baja California, agregó el vocero, se ensaya la ampliación del mandato del jefe del Ejecutivo local de dos a cinco años, para establecer un precedente en la opinión pública y después utilizarlo para prolongar el periodo del presidente de la República.

En Hidalgo, añadió Herrera Ávila, fracasó el intento de Morena de imponer una especie de “Ley Mordaza” para encarcelar periodistas que osen lastimar la “honorabilidad” de cualquier personaje público. Lo más seguro, dijo, es que vuelvan a intentarlo en otro estado, porque es un ensayo que después buscarán aplicar a nivel nacional.

En Tabasco tuvo éxito la modificación del Código Penal para castigar hasta con 20 años de cárcel a quien haga bloqueos y manifestaciones en contra de obras del gobierno. “Este momento es para proteger las obras de la refinería de Dos Bocas, pero el objetivo final es que nadie pueda protestar en caso de una ampliación del mandato presidencial”.

Todas están acciones están evidentemente concertadas pues el futuro gobernador de Baja California, el que sería beneficiado con la reforma, es amigo del presidente y el gobernador de Tabasco, quien orquestó la reforma legal, también es su amigo. “Además, López Obrador ha dicho que nada importante ocurre en el país sin que lo sepa el presidente”.

Los ciudadanos, concluyó, debemos defender las libertades y hacer fracasar la estrategia puesta en marcha para construir una dictadura. “Baja California, Tabasco e Hidalgo son acciones tácticas dentro de esa estrategia general, cuya prueba de fuego serán las elecciones intermedias del 2021”.