Ciudad de México, a 29 de mayo de 2019.

• Las negociaciones sobre el contenido de las leyes secundarias tienen que ser públicas y a la vista de los mexicanos.

• Hay dudas de que el Presidente de la República no comprometa la calidad educativa ante la CNTE.

• Acción Nacional mantendrá firmes sus convicciones por una educación de excelencia.

Aunque el Presidente de la República niegue en público haber aceptado una de las exigencias de la CNTE para que esta organización pueda otorgar, como antes, las plazas a los maestros, no hay ninguna garantía de que se pueda cumplir ese compromiso, ya que realmente no se sabe qué fue lo que él negoció con los profesores disidentes en reuniones a puerta cerrada.

Así lo expresó el vocero de Acción Nacional, Fernando Herrera Ávila, tras señalar que al haber ofrecido a la Coordinadora la redacción conjunta de las leyes secundarias de la reforma educativa, en los hechos, López Obrador cedió ante las demandas y los caprichos de la CNTE.

“Esto no es casualidad, es el cobro de facturas que le hace la CNTE a López Obrador por haberlo apoyado en las pasadas elecciones. El Presidente ya les abrió la puerta para la definición de plazas, salarios, ascensos, promociones y otras prestaciones para el magisterio”, apuntó.

Afirmó que los mexicanos hemos sido testigos de cómo el Presidente de la República ha tolerado todos los excesos y abusos cometidos por la CNTE en sus manifestaciones, incluso violentas, con pérdidas millonarias en perjuicio de las empresas y las instituciones de los mexicanos.

El vocero del PAN destacó que, con tal de echar abajo la reforma educativa de Peña Nieto, López Obrador aceptó que ahora los exámenes de evaluación de los maestros sean opcionales, con lo cual entregó a la CNTE una parte fundamental de la calidad educativa.

En Acción Nacional, dijo, “le exigimos al Presidente de la República trasparentar sus acuerdos con la CNTE. Es necesario que las negociaciones que sostiene en lo oscurito con la CNTE sean abiertas y públicas, porque una cosa es lo que él dice en sus conferencias mañaneras y otra cosa es lo que ofrece y promete a los maestros disidentes en privado”.

“Las negociaciones y acuerdos sobre las leyes secundarias tienen que ser públicas y a la vista de todos los mexicanos. Acción Nacional mantendrá firme sus exigencias para avanzar hacia una educación de calidad y de excelencia para los niños, jóvenes y adolescentes de México”, dijo.