Ciudad de México, 8 de julio de 2019.

 

• Reconocemos al sector turístico y a la ciudadanía en general su disposición para hacer frente a la emergencia.

 

La llegada del alga marina, conocida como sargazo, a las costas de Quintana Roo, sigue provocando una serie de afectaciones graves a las actividades turísticas y comerciales de ese estado y del país, lo cual conlleva a la falta de turistas y compradores, repercutiendo negativamente en las familias y empresarios que obtienen sus ingresos a través del sector turístico.

 

Tal como lo señalan diversas publicaciones, el turismo representa en México el 8.7% del PIB nacional, siendo éste, la principal actividad económica de Quintana Roo. Quienes prestan los servicios turísticos se han visto severamente afectados por la crisis del sargazo, sin que hasta el momento exista un plan real y serio por parte del Gobierno de México para atender esta emergencia.

 

Riult Rivera, titular de la Coordinación de Medio Ambiente, señaló que “es lamentable que el presidente de México minimice el problema, restando valor a las acciones emprendidas por quienes sí se ocupan en contener el alga; pareciera que la preocupación de AMLO radica en regalar dinero a otros países, como los 30 millones de dólares donados a El Salvador, y que son producto del esfuerzo de mexicanas y mexicanos, mismos que pudieron haberse utilizado para atender la crisis des sargazo y otras problemáticas de nuestro país”.

 

Ante la crisis, autoridades locales, empresarios y ciudadanía en general se han organizado para hacer frente a este fenómeno, esto, debido a la falta de acciones específicas por parte del Gobierno de México, ya que la temporada vacacional está en puerta y es urgente que se redoblen esfuerzos para no seguir afectando su economía.

 

Desde la Coordinación Nacional de Medio Ambiente del PAN seguiremos alzando la voz hasta que el ejecutivo federal implemente las acciones necesarias para atender este fenómeno, pues consideramos que lo realizado es insuficiente y no existe la voluntad política para realizar un trabajo serio.

 

Exigimos al gobierno de López Obrador actuar con seriedad ante esta problemática que afecta la imagen de nuestro país ante el mundo, pues las paradisiacas playas del Caribe mexicano son referente para turistas nacionales y extranjeros.

 

Refrendamos nuestra solidaridad con quienes sufren directamente el impacto del sargazo, y reconocemos la disposición del sector turístico y ciudadanía en general por hacer frente a la emergencia.