Ciudad de México, a 1 de julio de 2019.

• El gobierno ha buscado polarizar a la sociedad y debilitar los contrapesos democráticos.

• Frente a la realidad del país, Acción Nacional se reafirma como la alternativa democrática de México.

• Reiteramos nuestro compromiso con las libertades, la división de poderes y el respeto a los derechos humanos.

A un año de las elecciones presidenciales, el entusiasmo se ha convertido en desilusión y no hay nada que festejar, porque las cosas van de mal en peor, especialmente en materia económica, de seguridad y salud, aseguró el Presidente de Acción Nacional, Marko Cortés.

“Hoy vemos un gobierno que ha buscado polarizar a la sociedad, concentrar el poder, debilitar los contrapesos democráticos, justificar decisiones autoritarias mediante falsas consultas a mano alzada, menospreciar a la oposición, vincularse clientelarmente y sin transparencia con la sociedad, olvidar su compromiso contra la corrupción”, indicó.

Acompañado por los integrantes de la Comisión Permanente, Cortés dijo que lo anterior quedó de manifiesto en la arbitraria cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México y en obras faraónicas de dudosa rentabilidad como la refinería de Dos Bocas.

Asimismo, señaló, vemos con enorme preocupación que una falsa política de austeridad se ha traducido en recortes en el sector salud y en el programa de estancias infantiles.

“Por eso, hoy podemos decir que en México no hay nada qué festejar. Frente a esta realidad, el Partido Acción Nacional reitera su compromiso con las libertades públicas, la separación de poderes, los frenos y contrapesos, que permitan que tengamos una República en donde se respete la voluntad popular y los derechos humanos”, enfatizó.

Al fijar el posicionamiento con motivo del “informe de actividades” del Presidente López Obrador, dijo que Acción Nacional se pronuncia por una economía libre, que sea competitiva y generadora de empleos, que atraiga inversiones y busque aumentar la calidad de vida de todos los mexicanos, sobre todo de los que menos tienen.

“Una estrategia de seguridad que sea eficaz para prevenir el delito, que fortalezca a los cuerpos policíacos municipales y estatales, y que no siga militarizando al país. Una política social que aumente las capacidades de las personas. Que no vea a los sectores más desfavorecidos simplemente como una clientela electoral, sino como personas que tienen derecho a superar su situación mediante oportunidades genuinas de desarrollo”, destacó.

Señaló que Acción Nacional reitera su compromiso en la lucha real contra la corrupción, la cual no existe en un gobierno en donde ocho de cada diez contratos son por adjudicaciones directas, sin licitación; en donde hay personajes con claros conflictos de interés, y en donde el amiguismo y el influyentismo han estado presentes en todos los niveles.

En el ámbito internacional, añadió, nos pronunciamos por una política exterior que defienda los intereses de México, con firmeza y dignidad. “Que enarbole en todos los organismos multilaterales el respeto a los derechos humanos, la democracia y las libertades”.

Marko Cortés aseguró que hoy Acción Nacional se reafirma como la alternativa democrática que necesita este país, porque “hoy los estados y municipios gobernados por el PAN son los que mejores cuentas están rindiendo a los ciudadanos. Somos una alternativa que se opone a todo aquello que va en contra del bien común y del interés de México, pero que propone y que gobierna bien”.

El Presidente de Acción Nacional hizo un reconocimiento a los cientos de miles de mexicanos que en todo el país se manifestaron el domingo a favor de la democracia y las libertades.