Ciudad de México, a 2 de agosto de 2019.

• En redes sociales, Gobierno se “enorgullece” del plantón de Reforma incitado por AMLO en 2006.

El Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México, INEHRM y su director, Pedro Salmerón, han caído en una falta administrativa con alcances punitivos al Código Penal federal, por usar la cuenta oficial de Twitter para enaltecer un acontecimiento político en prejuicio del país durante 2006, como fue la crisis pos-electoral incitada por López Obrador, la cual derivó en un plantón sobre la avenida Reforma, afectando la movilidad y el comercio local.

“México no debe recordar ni enorgullecerse de un hecho que lastimó, fracturó y debilitó a nuestro sistema democrático, intentando también sabotear y desestabilizar a la sociedad”, aseguró Wendy González, presidenta del Consejo Técnico de Cultura panista.

Violentan el Código Penal Federal al dividir a la sociedad con un acto histórico radical, que afectó la frágil democracia que hoy se vive.

Un principio constitucional de primer orden es la unidad nacional, por lo cual estar fomentando la división y el encono entre mexicanos va en contra de nuestra Carta Magna.

Wendy González Urrutia se pronunció por abrir una investigación, ante indicios por malversación de recursos públicos, priorizando, a nombre del Instituto Nacional, una acción ideológica radical, que “azotó” a México y no debe ser un registro histórico para el Gobierno.

Dijo que el país y los mexicanos no tenemos por qué estar acorralados de imágenes y posturas “lineales” que alientan al odio y la desesperación.

Agregó que “para el PAN, los plantones del 2006 fueron situaciones que demostraron una aberración por asumir el Poder Ejecutivo y sí servirse de él, como lo hace MORENA hoy desde la Federación”.

La panista González Urrutia sugirió al titular del INEHRM suspender el mensaje en redes sociales y explicar bajo qué criterio se publicó con la imagen del “Plantón de Avenida Reforma”.

Señaló que se trata de un acto sin valor histórico para México ni para la memoria de los mexicanos, lo cual es inadmisible y tampoco abona a la unión por más Cuarta Transformación que se quiera ver.