• El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública reportó que en incidencia delictiva del fuero común indica que en 2015, registró ocho casos de feminicidio, en 2016, 27, en 2017, 28 y en 2018, 29, lo que hacen un total de 92.
  • Es importante se impulsen acciones encaminadas a prevenir, atender e inhibir la violencia contra las mujeres.

En días recientes se han dado a conocer en diversos medios de comunicación, el incremento de los delitos contra las mujeres, en el cual no se ha cumplido con las recomendaciones emitidas en materia de violencia contra las mujeres, ni se ha activado ninguna Alerta de Violencia de Género, precisó la Secretaria de Promoción Política de la Mujer, Guadalupe de los Ángeles Rodríguez Feria.

Señaló que Tabasco durante el 2018 la Fiscalía General del Estado (FGE) registró 29 feminicidios, de 2015 a 2016 el número de casos aumentó drásticamente de ocho a 27. A partir de 2016 y hasta 2018, el alza ha sido de un caso por año.

“El Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública en su reporte de incidencia delictiva del fuero común indica que en 2015, registró ocho casos de feminicidio, en 2016, 27, en 2017, 28 y en 2018, 29, lo que hacen un total de 92”, dijo.

Exteriorizó que uno de los pilares del Estado Mexicano es el reconocimiento y protección de los Derechos Humanos, rubro en el que si bien se tienen avances, aún prevalecen retos, entre ellos el concerniente a la violencia de género que lacera a las niñas y mujeres.

En rueda de prensa, apuntó que para este delito existe una  Fiscalía  del Ministerio Público de Feminicidio, que tiene como  funciones investigar las muertes violentas de mujeres, aplicando el Protocolo de Investigación Pericial, Ministerial y Policial; sin embargo hasta la fecha no ha cumplido con su tarea.

Explicó que la violencia feminicida, es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos públicos y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que pueden conllevar impunidad social y del Estado, el cual puede culminar en homicidio y otras formas de muerte violenta de mujeres.

Mostró que las características que se presentan para tipificar un feminicidio son presencia de signos de violencia sexual, lesiones o mutilaciones degradantes, antecedentes de violencia o discriminación por género y exposición degradante del cuerpo.

Finalmente, ante este panorama, consideramos de vital importancia que desde el Congreso de la Unión, el Congreso del Estado, el Ejecutivo Estatal, se impulsen acciones encaminadas a prevenir, atender e inhibir la violencia contra las mujeres, así como las repercusiones que se presentan en el Estado de Tabasco.